Tipo de Cambio
Compra
Venta
18/09/2018
$17.75
$18.75

De tan carbonizadas no se sabe como murieron

Testimonios en el juicio de un presunto matricida

Nota publicada el 10 de julio de 2018
por Elizabeth Vargas

380 kilos de leña o algún otro material combustible que produjera una estela de humo visible desde al menos 500 metros de distancia es lo que debió verse alrededor de la propiedad de Perpetua y Jaquelín, la abuela y nieta respectivamente cuyos cuerpos fueron incinerados luego de ser asesinadas en San Quintín el 20 de julio del 2016.

De sus cuerpos solo quedaron restos despedazados, carbonizados o con quemaduras de segundo y tercer grado y de uno de ellos no se recuperó entre el 60 y el 70% reveló el experto en medicina forense durante el Juicio Oral que se lleva en contra de Julian ‘N” presunto responsable de estos hechos.

En el cuarto día de este juicio oral, el segundo por homicidio que se realiza en Ensenada declaró en el estrado el forense quien reveló durante la misma audiencia que debido al grado de carbonización de los restos y a que los mismos estaban incompletos no puede determinarse con exactitud las causas de la muerte, aunque si pudo confirmar que al menos uno de estos por el cráneo que se halló era de una mujer.

Sentado junto a sus defensores, Julián ‘N” un hombre moreno, cabello lacio, de aproximadamente 1.60 de estatura, vestido con un overol de color naranja fuerte, fruncía el ceño y escuchaba con atención lo dicho por este testigo, el décimo que presenta la fiscalía.

En las entrevistas del juicio oral, las preguntas suelen plantear hipótesis, respecto al ¿cómo? Y basados en el hecho de que se trata de un experto este respondió varias interrogantes.

Descartó que los huesos hallados en el foso de la casa de la colonia Santa Fe, fueran de animales; eran huesos humanos y habían sido incinerados con fuego directo.

Una de las víctimas medía por los huesos que se hallaron entre 1.47 y 1.52 de estatura, de la otra no se puede precisar, al igual que la causa de la muerte por la ausencia de órganos y tejidos debido a la carbonización y al faltante de piezas.

Se podría inferir que las heridas pudieron ser causadas con un machete, con el que se presume atacó a las mujeres su verdugo y que ha sido mencionado por uno de los testigos y el hallazgo de una funda hecha con cartón y encontrada en una cama fuera de la vivienda.

Sin embargo el forense no descartó la posibilidad del uso de un hacha por la similitud de las heridas, aunque si puso en duda, que los restos pudieran haber sido destrozados por una pala y que las marcas en los huesos aún quemados serían distintas a las que se encontraron en los bordes quemados, lo que trató de ser planteado por la defensa.

En una audiencia previa, el viernes, uno de los familiares del imputado dijo antes de que la defensa objetara y el juez aceptara la objeción que Julián tenía con su madre, un trato violento, que la insultaba y la empujaba y luego agregó que Julián odiaba a las mujeres”.

A lo largo de los primeros cuatro días se han escuchado nuevos testimonios de policías uno donde se revelaba el mecanismo por medio del cual se recolectaron las evidencias, mediante dos métodos, uno denominado “criba” y otro punto a punto, precisado en la intervención por el agente al igual que los tiempos entre primer aviso, llegada, entrega de escena y otros detalles técnicos que para algún desconocedor pueden parecer irrelevantes pero son fundamentales en el Juicio.

En esta intervención del oficial responsable de llevar la investigación precisó los mecanismos y jerarquías que operan bajo la figura del primer respondiente y el oficial encargado de la escena al igual que los criterios que en este caso específico fueron utilizados para la recolección.

En cuanto a la defensa ha cuestionado el marcaje de evidencia en particular lo que pudo ser usado como la funda del machete usado por el presunto homicida.

Este martes la última persona que vio con vida a Perpetua narró dicho encuentro en el cual a las seis de la tarde del 20 de julio cuando iba rumbo a la iglesia la saludó y vio cuando su nieta Jaqui, se acercaba a la casa de regreso de la tienda.

Le dijo entonces que más tarde la alcanzaría en la iglesia, pero nunca más la volvió a ver.

Antecedentes de esta información:

Derechos Reservados 2018. Queda prohibida la reproducción total o parcial de la nota sin la autorización previa y por escrito de Ensenada Net.

 
|
| Ensenada.net es presentado por : TDM