Tipo de Cambio
Compra
Venta
22/04/2014
$12.57
$12.75

Los pelos de la mula: Los pendientes de Duarte Mújica

Violaciones, robos, abuso y desprecio por la autoridad civil.

Un reconocimiento a la impunidad.

Nota publicada el 3 de enero de 2013
por Elizabeth Vargas

Con bombo y platillo, reconocimientos y discursos agradecidos se despide en Baja California a Alfonso Duarte, un general, al que se atribuyen importantes golpes al narcotráfico, pero no se le exigió una respuesta honorable sobre los agravios cometidos en contra de numerosos ciudadanos del municipio de Ensenada.

En el caso de Ensenada el mando militar, cometió atropellos y abusos no solo en contra de civiles desarmados, sino de autoridades policiacas e incluso de una Diputada.

Como si se tratara de despedir a un cadáver y hablar de “lo bueno que era”, al reconocer a Duarte el Gobierno Estatal se convierte en el cómplice pusilánime de un hombre, que desprecia profundamente cualquier institución por el hecho de ser militar.

Duarte, permitió que en las instalaciones que comandaba, en Tijuana se violara en febrero del 2011 a una mujer tumultuariamente y se montara para encarcelarla de por vida una sucia escenografía con el fin de acusarla de narcotráfico.

(http://www.ensenada.net/noticias/nota.php?id=22385)

Este suceso del cual fue exonerada por los jueces, no evitó que quedara marcada de por vida por el dolor del abuso sufrido y la necesidad de vivir hoy custodiada permanentemente por el temor a una venganza de la gente del General quien por estos actos recibió recomendaciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, que nadie sabrá nunca si serán cumplidas.

Pero no es el único asunto, en Ensenada le queda pendiente otro abuso sexual cometido por sus hombres en Francisco Zarco, en contra de una mujer y la muerte de un anciano de 85 años Ramón Durán, acusado falsamente con su familia de narcotráfico en marzo del 2011, en uno de los actos mas inhumanos de los que se tenga memoria en la ciudad.

(http://www.ensenada.net/noticias/nota.php?id=20303)

A esto se suma el ataque en San Quintín en contra de agentes policíacos a los que sus soldados, desarmaron y golpearon con sus rifles de asalto, para liberar a uno de los jefes militares borrachos.

(http://www.ensenada.net/noticias/nota.php?id=22293)

En este acto, lejos de cesar a los militares abusivos, los dejó al frente del batallón y días después les permitió desarmar de nuevo a los agentes como parte de los actos de intimidación que de forma constante ejecutaban.

Otra que no debe olvidarse es el insulto público en contra del Secretario General de Gobierno Cuahutémoc Cardona al que trató de “borracho e irrespetuoso” en un acto que fue videograbado para vergüenza de los Bajacalifornianos, no de sus autoridades.

También en mayo del 2011, la detención en un retén del Testerazo, de una Diputada a la que confiscó “por sospechas” mas de 100 mil pesos que eran para un festival del día de las madres y con desprecio recordó a quien quisiera escucharlo, que a él “el Fuero no le importaba y los podía detener si quería”.

(http://www.ensenada.net/noticias/nota.php?id=20705)

Hay más, un ladrón que fue ocultado por militares en las instalaciones de El Ciprés, robos en el Ejido Esteban Cantú y Maneadero ejecutados también por sus gentes y a los que nunca dio una respuesta.

Estos hechos, no son para dar ningún reconocimiento a un funcionario público, militar, civil o religioso, si sale del Estado, sino para recordarle a sus superiores que tiene pendientes más de un agravio en contra de ciudadanos de Baja California y estos por respeto no pueden ni deben ser simplemente olvidados porque lo cambian de plaza.

Hacerlo es una afrenta a la dignidad.

 
 

Regresar  Imprimir Enviar por email

Derechos Reservados 2014. Se permite la reproducción de la nota citando la fuente

 
Escríbenos: contacto@tdm.ensenada.net
|
Teléfono Ensenada.Net: 01 (646) 177 8964
| Ensenada.net es presentado por : TDM