Tipo de Cambio
Compra
Venta
15/11/2018
$19.00
$19.60

La fundación del ejido Eréndira

Viaje de espejismo en 1937

Nota publicada el 22 de marzo de 2018
por Rafael González Bartrina

A finales del mes de octubre de 1929 ocurrió, lo que a la posteridad seria referido como el "viernes negro", fuel el peor desastre financiero en el mundo moderno. La bolsa de valores de los Estados Unidos colapso estrepitosamente, causando una serie de tragedias económicas, comerciales, privadas, institucionales y personales.

Este hecho dio inicio a la "Gran Depresión" con repercusiones de alcance mundial México fue afectado también.

En esta reseña quiero dedicar, aunque sea breve y modestamente unas cuantas líneas a aquellos grupos familiares que en alguna forma sintieron en carne propia los estragos de esta época, y más importante, los abusos y vejaciones que sufrieron en la búsqueda de un bienestar que se sentía elusivo y fantasioso en ocasiones.

Para ilustrar esta reseña recurro a unas platicas que tuve con doña Rosa Codina vda. de Lisizin hace un par de años.

La familia Codina, residía desde principios del siglo pasado en California. En los años de mediados de la década de 1930s vivían en el área de San Pedro. Las condiciones de vida eran aceptables, si acaso, modestas, mas, suficientes; sino con lujos, si con suficiente comodidad, fruto producto del trabajo y esfuerzo familiar. Hago un paréntesis y tomo las palabras de Daria Lisizin Codina, que nos permiten dar un vistazo intimo a la familia Codina, de los años 30s del siglo pasado: "Mis abuelos: Rafael Codina Frausto y Guadalupe García Lechuga, las hijas: Leonor, Enriqueta, Rosa, Refugio y Ofelia, mi tío el más pequeño que ya nació en Ensenada, Rafael Jr. Cuando mi mami tenía 10 años llegaron a Eréndira y estuvieron aproximadamente año y medio ahí y en El Calvario otro año y medio, luego se vinieron a San Vicente otro periodo igual. Mi abuelo trabajaba para el gobierno americano, en la recolección de basura, en un camión, motivo por el cual mi mami y sus hermanas tenían muchos juguetes (de segunda), cuenta mi mami que eso las hacia muy felices, pues cada día esperaban con tanto gusto para ver qué les iba a llevar mi Tata! Mi abuelo era originario de Zacatecas y mi abuela de Chihuahua. Las cinco niñas nacieron en E. U. "

Se hablaba, en la prensa y en el radio de una inminente deportación masiva de mexicanos que ocupaban posiciones de empleo que "correspondían legítimamente" a ciudadanos americanos.

El gobierno mexicano, a su vez había emprendido una campaña de intento de colonización especialmente en las zonas mayormente deshabitadas de la península de Baja California

Llegaron por conducto de agentes del gobierno mexicano los detalles del plan de apoyo a las posibles víctimas de la terrible "repatriación".

Para los jefes de familia, como era el Sr. Codina, las circunstancias eran dramáticas. Por una parte, vivir, día a día con la angustia de la incertidumbre y la constante situación de sufrir una discriminación basada en su nacionalidad, sin importar que sus hijas, todas, fueran ciudadanas de ese país por nacimiento.

El plan de poblacionalmente de la península de Baja California, se antojaba un espejismo. Ofrecía a aquellas familias que decidieran participar una serie de "incentivos" como: Una parcela, de al menos 20 hectáreas, herramientas necesarias para el cultivo, cuidado y cosecha de la tierra; pie de casa, que prometía alberge seguro y cómodo para cada familia, sustento económico en el inter de recibir los primeros beneficios economicos de la cosecha, atención medica, escuela para los menores y talleres de educación técnica para los jóvenes. El lugar de destino para este grupo, donde estaba incluida la familia Codina, era la zona de San Isidro, del Mar.

La ubicación de este paraíso prometido, se veía en el mapa, a una distancia casi igual, de San Pedro a la frontera con México, que de Tijuana a San Isidro del Mar. "Si las cosas no salen bien, pues, entonces nos regresamos", era el pensamiento general

San Isidro es una área de Baja California, zona costera, a unos cuantos kilómetros al norte de San Vicente. En sus playas se han encontrado concheros ancestrales con un impresionante espesor de 8 metros y con una antigüedad fechada en aproximadamente de 10 mil años. Estos concheros son evidencia de la preferencia que tenían nuestros antepasados quienes, al ser seminómadas, buscaban escapar del rigor del frio en el invierno, trasladandose de las altas sierras a las zonas costeras. En la desembocadura del arroyo se localiza el valle, hoy llamado Eréndira. Este arroyo ha proveído el vital líquido hasta convertir la zona de matorral costero en un vergel.

Solo podemos imaginar el análisis de las opciones que se le presentaron al Sr. Codina. Las condiciones de aquel tiempo no eran de hambruna ni de miseria. La familia contaba con un ingreso, mínimo pero en cierta forma constante, además contaban con la seguridad social que ofrecen las grandes ciudades. Las hijas, atendían escuela y diversas actividades sociales. Así era el presente. Este se presentaba dando muestras del negro futuro que se acercaba. Se hablaba de deportaciones masivas al interior de la republica sin recibir absolutamente ningún apoyo o respaldo. Perdiendo pertenencias domesticas y demás enseres

Con mucha tristeza, se despidieron de amistades, familiares, y amigos. Tuvieron que deshacerse de todos sus bienes y reunir, escasamente algunos efectos personales que podían conservar y transportar con ellos.

Llegándose la fecha y el momento de partir, se acomodaron, como pudieron en la parte de carga de un camión de carga. Entre humildes personas y humilde carga, se daban abrigo y apoyo, con los corazones oprimidos por la congoja de ver su mundo marcharse hacia el pasado, irremediablemente.

Tenían esperanzas de un futuro, incierto, que se les había ofrecido como última y única solución. Querían creer que Dios les ponía una prueba y que, de pasarla, tendrían una vida llena de recompensas.

El camino, hacia el sur, dejando los Estados Unidos atrás. Cruzaron la frontera con México en San Ysidro. El camino a Ensenada era muy distinto a los caminos urbanos del estado de California. A cada momento se sentía una sacudida por los defectos propios de un camino en mal estado. No se imaginaban el significado de mal camino. Al dejar Ensenada y enfilarse hacia el sur, dejando atrás el camino turístico de Tijuana - Ensenada, en los finales del año 1937, en plena época invernal y de lluvias. El presente que iban encontrando era en nada alentador

Luego tuvieron que descubrir como un camino terrible, podía empeorar, era la brecha que partía del camino Transpeninsular y se dirigía con dirección al mar.

Las condiciones del viaje, quedaron grabadas para siempre en estos ilusionados viajeros.

Por fin arribaron a su destino. No hubo ni desencantos ni sorpresa. Solo la negra y fría noche. El alivio fue que el duro piso de la plataforma del camino dejó de brincar y de lastimar. Llevaban unas pesadas lonas que usaban para protegerse de los fríos vientos y de la húmeda brisa que los invadía.

El camión donde la familia Codina y otras familias viajaban era parte de una serie de transportes. Al llegar a su punto final, formaron un tipo de semicírculo con el fin de lograr hacer una barrera de protección.

Por la mañana, nuestros sufridos viajeros encontraron, con la crueldad de la realidad lo que era su destino.

El fuerte aire frio y con polvo y arena, lacerante, hería la piel expuesta. No había un árbol, ni siquiera arbusto alguno que pudiera servir de refugio. Era mar, arena, polvo, tierra, viento, frio, brisa, había desolación.

Los demás componentes de aquel espejismo tan bien presentado, fueron desvaneciéndose al paso de los días.

Esta modesta reseña coincide con las celebraciones del 77 aniversario de la fundación del ejido Eréndira"

Para encontrar la zona de nuestro interés es necesario tomar la carretera Transpeninsular con dirección hacia el sur, al cabo de unos 80 kilómetros encuentra uno la desviación a la derecha. El camino esta pavimentado y se extiende por unos 18 kilómetros, bordeando el arroyo. El camino termina precisamente en lo que hoy es el poblado de Eréndira, Baja California

Muchas fueron las vicisitudes que sufrieron estos heroicos pioneros. Las más graves fueron causadas por las promesas incumplidas y por la prevalente corrupción y abusos de aquellos encargados de "administrar" el programa de ayuda para el asentamiento y establecimiento del ejido.

Tomamos un ejemplo: Nos cuenta doña Rosa, que el jefe de campo, un tal Carlos García, un hombre, sumamente alto y corpulento reunida los dineros, que recién habían recibido los jefes de familia y hacia el favor de trasladarse a Ensenada con el fin de procurar los víveres y materiales. Con tan mala fortuna que a su regreso, del primer viaje reporto que había sido víctima de un asalto y que todo el dinero le había sido robado. Tuvieron que esperar el largo periodo de tiempo hasta que la nueva remesa llegara. Nuevamente, el Sr. García, se ofreció de voluntario para hacer las compras. A su regreso, con voz desquebrajada, dijo que "nos volvieron a asaltar". La verdad es que en su itinerario estaba, primeramente, una visita a "El Bajío" donde la francachela duraba lo que duraba el dinero.

Don Rafael Codina soporto estoicamente estas condiciones y otras peores por un espacio de 18 meses. Al cabo de este tiempo, 6 familias, desilusionadas optaron por trasladarse a unos campos fértiles cerca de San Vicente, donde se les habían ofrecido condiciones más esperanzadoras. Este lugar era llamado "El Calvario" (dice doña Rosa, salir del suplicio para ir al Calvario). En este lugar estuvieron otros 18 meses, se trasladaron después a San Vicente, y finalmente a Ensenada.

Hasta aquí esta modesta reseña que en cierta forma significa la lucha, el peregrinaje y el sufrimiento de miles de familias bajacalifornianas.

Hoy, nosotros, residentes de esta gran península, gozamos mucho de lo que tenemos, debido a la gran tenacidad y determinación de aquellos que nos demostraron con su fuerza de voluntad el deseo de buscar y hacer un México mejor.

Regresar  Imprimir Enviar por email

Derechos Reservados 2018. Queda prohibida la reproducción total o parcial de la nota sin la autorización previa y por escrito de Ensenada Net.

 
|
| Ensenada.net es presentado por : TDM