Tipo de Cambio
Compra
Venta
09/12/2018
$19.20
$19.89

Sobre feminicidios y otros delitos

En serio… hablemos de género

  
También en Opinión/Colaboradores
Nota publicada el 7 de marzo de 2018
por Rocío Linares

Existen incongruencias múltiples en lo relacionado al creciente número de feminicidios que asedian a nuestro estado.

El Gobernador expone que las razones estriban en que las mujeres actualmente participan más del crimen organizado, lo cual concuerda con otras declaraciones sobre asesinatos que “se explican” de esa manera a nivel nacional. ¿Es justificación la participación en cualquier crimen el asesinato a balazos de cualquier persona (mujer u hombre) a plena luz del día? ¿Esto hace menos urgente saber quién fue y lo que pasó para llegar a estas acciones?

Lo que no cuadra es que aproximadamente el 80% de los feminicidios que hasta ahora se han identificado como tal (porque los demás no se han investigado), pertenecen a las categorías de “crimen pasional” y “violencia intrafamiliar”, lo cual sucede en los contextos de la vida privada y no necesariamente son parte del crimen organizado.

Algo de lo que propone el mandatario es “fortalecer la célula principal de la sociedad que es la familia”, que si bien es evidentemente necesario por más razones que las que caben aquí, también se queda atrás en la visión de lo que se requiere para prevenir las situaciones que actualmente tienen a organizaciones diversas pujando porque se active la alerta de violencia de género en Baja California.

Sobra decir en este sentido que la prevención de la violencia intrafamiliar acabaría con otros tipos de violencia que existen en nuestro diario vivir y que aquejan la existencia de todas las personas aunque hayamos aprendido a normalizarla y no verla.

Parte de esto es cómo se clasifica de “pasionales” aquellos delitos que no se pueden o quieren explicar de otras formas, especialmente si la persona asesinada es una mujer o si la persona no cumple con las características socialmente aceptadas de ser heterosexual o monógamo, y en el caso de la mujer, hasta obediente. Cabría aclarar cuáles serán las acciones para fortalecer a la familia, y si estas no caerán en el machismo que sigue fundido en nuestra cultura.

Mientras esto siga en ascenso, poco podremos garantizar nuestros propios derechos a explorar y vivir una vida sexual placentera, libre de miedos, inhibiciones, culpas, abuso, violencia, coacción o explotación. El feminicidio finalmente es la gran escala de las pequeñas muertes simbólicas que se viven en casa cuando estos factores existen.

Rocío Linares. Licenciada en Psicología UABC. Maestra en Sexología Educativa, Sensibilización y Manejo de Grupos IMESEX. [email protected]
 
 

Regresar  Imprimir Enviar por email

Derechos Reservados 2018. Queda prohibida la reproducción total o parcial de la nota sin la autorización previa y por escrito de Ensenada Net.

 
|
| Ensenada.net es presentado por : TDM