Tipo de Cambio
Compra
Venta
22/06/2017
$17.05
$17.80

El origen del día de San Valentín

En serio… hablemos de rituales de fertilidad

  
También en Opinión/Colaboradores
Nota publicada el 15 de febrero de 2017
por Rocío Linares

Ayer tuvimos el festejo anual del día de San Valentín, conocido también como el día del amor y la amistad, celebrado en diferentes partes del mundo con distintas formas de demostración del afecto entre las personas pero sobre todo entre las parejas. Es una tradición ciertamente arraigada y que genera movimiento económico en nuestro país y otros, ya que durante este día se venden innumerables flores, dulces y chocolates que las personas comparten con sus seres queridos más especiales.

Desde luego es sabido que es un día en que las personas planean tener relaciones sexuales con su pareja o alguien especial (aunque no siempre admitan la parte de la planeación). Por esto se dice extraoficialmente que el 15 de febrero es el día mundial de la pastilla de emergencia.

¿Por qué se celebra el día de San Valentín? ¿Por qué son importantes las dulces ofrendas que hacemos a nuestras personas especiales y qué tiene que ver la sexualidad en esta ecuación?

El origen de esta celebración se remonta al siglo III en Roma, donde el emperador Claudio II había prohibido los matrimonios de los hombres jóvenes, ya que él pensaba que estos eran mejores soldados que los casados por tener menos ataduras. Entonces, el sacerdote Valentín de Terni, posteriormente conocido como San Valentín, consideró que el decreto era injusto y en secreto celebraba matrimonios para los jóvenes enamorados y fue encarcelado, mutilado y degollado el 14 de febrero del año 270 de nuestra era.

Hay quien dice que tal vez esta no fue la fecha exacta pero se le otorgo para celebrarse ese día porque coincide con los festejos de la Lupercalia, una ceremonia de la fertilidad que tenía lugar entre el 3 y el 15 de febrero en la Antigua Roma. Dicha ceremonia consistía primeramente en sacrificar una cabra y un perro, los cuales se desollaban para hacer látigos con la piel que eran mojados en las pieles de los propios animales para que los hombres alcoholizados azotaran a las mujeres desnudas con ellos, pues la creencia era que esto estimulaba la fertilidad. Desde luego, la Lupercalia se asocia históricamente con orgias y otras cosas propias de los romanos de aquella época que sonrojan a las sociedades venidas del cristianismo y sus derivados.

El punto es que el sangriento ritual y la muerte de San Valentín dieron origen a un día para la celebración de la trascendencia ya fuera por medio del amor o de la fertilidad. Posteriormente, ya en el siglo XVI en la época del Renacimiento, Shakespeare y otros autores fueron los encargados de dotar de palabras dulces y relatos literarios de una belleza que no los ha dejado descansar en el olvido desde entonces. Fue entonces que la celebración que hoy conocemos comenzó a esparcirse por el mundo desde los países europeos.

La parte de la comercialización de todas las celebraciones ocurrió después, entre otras cosas, a partir de la revolución industrial y la evolución del capitalismo como hoy lo conocemos, los cuales vinieron a distraer el sentido profundo de cada una de estas fechas, siendo ahora días cualquieras o pretextos para vender. Es algo así como lo que ha pasado en la simbólica conversión de Eros en Cupido.

Rocío Linares. Licenciada en Psicología UABC. Maestra en Sexología Educativa, Sensibilización y Manejo de Grupos IMESEX. [email protected]
 
 

Regresar  Imprimir Enviar por email

Derechos Reservados 2017. Queda prohibida la reproducción total o parcial de la nota sin la autorización previa y por escrito de Ensenada Net.

 
|
| Ensenada.net es presentado por : TDM