Tipo de Cambio
Compra
Venta
24/04/2017
$17.10
$17.99

El tejuino

Y la historia de María Teresa Duarte

  
También en Opinión/Colaboradores
Nota publicada el 21 de febrero de 2017
por Antonio Sujo

El tejuino es una bebida ancestral de los dioses Huichol, de ahí proviene su nombre en náhuatl Tecuín que significa palpitar. Según algunas fuentes de investigación gastronómica, tiene sus raíces en los indígenas del Estado de Nayarit y sus alrededores. Esta bebida está basada en la fermentación del maíz y tiene un sabor agridulce y un color ámbar por la presencia del piloncillo como endulzante; en la primera fase de su proceso se obtiene una bebida ligera y refrescante, y conforme avanza la fermentación se puede convertir en una bebida alcohólica. Como una costumbre urbana se le agrega sal, jugo de limón y nieve del mismo sabor, incluso en algunas ocasiones, también se le pone chile en polvo y hasta bicarbonato de sodio.

En Ensenada, hay varios puestos que expenden esta bebida con un resultado muy aceptable y en esta ocasión quiero compartirles una historia relacionada con esta famosa bebida. A principios de los 90, por azares del destino, Erasmo Duarte Castillo Q.E.P.D., a pesar de su avanzada edad, se vio obligado a “empezar de nuevo”, afectado como muchos Ensenadenses en aquella época, por el megafraude de Brisamar. Para salir de su precaria situación económica comenzó a vender Tejuino junto con su familia en una carreta en la zona conocida como “Los Globos”, mejorando una receta que aprendió de un conocido oriundo de Nayarit. Al poco tiempo, por la calidad de su producto y la atención a los clientes se convirtió en “El Rey del Tejuino” de la localidad, han pasado ya 27 años y la tradición continúa, hoy, María Teresa Duarte Ortiz, hija de Don Erasmo, trabaja todo los días como le enseñó su padre al iniciar el negocio, preparando los tambos de Tejuino que requieren de una fermentación cercana a los 15 días, además de preparar la nieve de limón artesanal y abastecer de lo necesario a la carreta: hielo, limón mexicano, sal marina y los desechables para estar lista cuando le hacen el primer pedido. Los quehaceres del día y los altibajos de la vida no han desanimado a María Teresa, quien siempre recibe con una sonrisa a los clientes, respetuosa de la autenticidad de una receta que lleva el nombre de nuestros antepasados y del legado de su padre. En una ocasión le pregunté cómo describiría ella esta relación con el Tejuino y su respuesta fue “me siento orgullosa de ser la hija del Rey del Tejuino” contestó serena.

Antonio Sujo. Un apasionado por la gastronomía, cuenta con una maestría en administración, director de estrategia y desarrollo de Unifront, [email protected]
 
 

Regresar  Imprimir Enviar por email

Derechos Reservados 2017. Queda prohibida la reproducción total o parcial de la nota sin la autorización previa y por escrito de Ensenada Net.

 
Escríbenos: [email protected]
|
| Ensenada.net es presentado por : TDM