Tipo de Cambio
Compra
Venta
21/11/2017
$17.95
$18.70

De fugas y montañas, de suéteres amarillos

Revelaciones

  
También en Opinión/Colaboradores
Nota publicada el 8 de noviembre de 2017
por Alfredo Mendoza Rodríguez

Haciendo un símil de la sucesión presidencial con una competencia ciclista, algo así como el Tour de Francia, Andrés Manuel López Obrador llevaría puesta la playera de líder cuando lo que se avecina es la etapa de montaña.

En las etapas anteriores el tabasqueño supo acumular puntos para mantenerse a la cabeza, pero es un hecho que lo complicado de la competencia apenas está por empezar.

En la prueba de montaña AMLO tendrá que mostrar mucha resistencia y capacidad para mantenerse lejos del pelotón, de lo contrario antes de alcanzar la cima será devorado por el resto de los contendientes.

Y es que es un hecho que López Obrador no pedaleará solito todo el trayecto, ni tampoco le permitirán que imponga el ritmo de la justa.

Lo bueno del tour presidencial, en serio, apenas está por empezar.

Para no pocos, la distancia que Andrés Manuel manifiesta del resto de los aspirantes a la Presidencia de la República no es definitiva. Argumentan que está se irá ajustando conforme en el resto de institutos políticos determinen a sus abanderados.

Y sostienen además que al político tabasqueño se le volverán complicados los números y proyecciones apenas inicie el proceso constitucional. Lo de ahora son apenas los “jaloneos” para medir fuerzas, sostienen.

Recuerdan cómo en anteriores recorridos el “peje” también salió apresurado a tomar la delantera y a medio camino se desmoronó. Y así pasará de nuevo.

Sus simpatizantes, en tanto, confían en que el candidato de Morena, o sea AMLO, dispone de la fuerza suficiente para llegar primero y con holgada ventaja a la meta enclavada en la montaña.

Que contrario a otras ediciones del tour presidencial, en esta no perderá ni aire ni ventaja. La camiseta de líder ya no se la quitan. Y que el descenso, entonces, servirá solo para ratificar su liderazgo e inobjetable victoria.

Independientemente de los argumentos a favor o en contra, lo cierto es que es relativamente temprano para adelantar triunfos o fracasos al calor de la sucesión presidencial.

Viene apenas lo bueno, lo emocionante, lo crucial. La etapa de montaña está a la vista y el pelotón, compacto, apenas si se alista para los embates que determinarán las posiciones en el podio.

Alfredo Mendoza Rodríguez. El autor es periodista y sociólogo.
 
 

Regresar  Imprimir Enviar por email

Derechos Reservados 2017. Queda prohibida la reproducción total o parcial de la nota sin la autorización previa y por escrito de Ensenada Net.

 
|
| Ensenada.net es presentado por : TDM