Tipo de Cambio
Compra
Venta
21/11/2018
$18.70
$19.58

Sebastián Vizcaíno

1 de noviembre de 1602

  
También en Opinión/Colaboradores
Nota publicada el 5 de noviembre de 2018
por José Luis Fernández Ruiz

Quien no conoce su pasado, no aprecia su presente y no piensa en su futuro. Recorrer los jardines históricos del Centro Social Cívico y Cultural Riviera de Ensenada nos permite conocer y valorar nuestra identidad como ensenadenses y bajacalifornianos.

El día 25 de octubre de 2018 tuve la oportunidad de dar una plática relacionada con el legado cultural de José Luis Fernández Bandini. Recorriendo virtualmente el paseo de los primeros descubridores de Ensenada, que se encuentra en los jardines del Centro Social Cívico y Cultural Riviera de Ensenada, está el único monumento en recuerdo a la memoria del gran navegante español Sebastián Vizcaíno, a quien le debemos el nombre de Ensenada.

Este gran marino recorrió las costas principalmente de California. El 1 de noviembre sin ceremonia, sin festejos oficiales, recordé su llegada a esta hermosa bahía que es Ensenada de Todos los Santos a bordo de sus tres navíos: el San Diego, el Santo Tomas y el Tres Reyes. Recorrió el Pacifico californiano renombrando los puertos con nombres de los santos del día de su arribo. La bahía de San Mateo fue rebautizada como Ensenada de Todos los Santos por haber arribado a ella el 1 de noviembre de 1602; el 10 de noviembre nombro la bahía de San Miguel la nombró San Diego, por haber llegado el 10 de noviembre de 1602.

Fue el primero de noviembre de 1602 cuando Sebastián Vizcaíno junto con el religioso carmelita descalzo Fray Antonio de la Asunción desembarcaron en las arenas suaves de color blanco y oro resplandeciente. Según las crónicas, colocaron como en todas las bahías y lugares principales qué descubrían una señal con la fecha y nombre de lo descubierto. Habiendo celebrado el sacrificio de la Eucaristía Fray Antonio, santificaron el día y la tierra descubierta, colocaron la señal hecha en madera a punta de hacha y de cuchillo. Hicieron aguada en lo que ahora llamamos el arroyo el gallo y subiendo nuevamente a sus naves se alejaron al norte.

Este día debería ser la fiesta de los ensenadenses y tanto el Gobierno Municipal como la Iglesia católica deberían tenerlo marcado como un gran acontecimiento local: Ensenada nació al cristianismo y políticamente al mundo.

Tengo la esperanza que algún día será reconocida esta fecha como parte de la identidad de los ensendadenses, aunque ya pasaron 416 años y todavía no es reconocida como celebración oficial pues de ser Ensenada de Todos los Santos, nos quedamos sin Todos los Santos y sólo nos nombran como Ensenada, Baja California. Ahora, gracias a las ocurrencias del Gobierno somos Ensenada, Baja.

¿Hasta cuándo seguiremos perdiendo nuestros orígenes e identidad?

José Luis Fernández Ruiz. Director del Patronato Centro Histórico Turístico Cultural de Ensenada, A. C.
 
 

Regresar  Imprimir Enviar por email

Derechos Reservados 2018. Queda prohibida la reproducción total o parcial de la nota sin la autorización previa y por escrito de Ensenada Net.

 
|
| Ensenada.net es presentado por : TDM