Tipo de Cambio
Compra
Venta
23/09/2019
$18.25
$18.75

Bodegas de San Lorenzo establecidas en 1626

Ernesto Madero y Hermanos, Parras Coahuila

  
También en Opinión/Colaboradores
Nota publicada el 19 de agosto de 2019
por José Luis Fernández Ruiz

El orgullo nacional por los vinos mexicanos tiene más de cien años. En el texto que presento a continuación, puede usted leer como se expresaba Porfirio Díaz siendo Presidente de México.

(1906) La fábrica de vinos, aguardientes y harinas de los señores Ernesto Madero y Hermanos, son un orgullo nacional al ser reconocidos en la Feria Internacional de Texas como unos de los mejores productores de vino del mundo.

En la hacienda del Rosario, en Parras, estado de Coahuila, hay establecida una negociación de nombre Ernesto Madero Hnos.

Además de la propiedad del Rosario, poseen los dueños las de San Lorenzo y San Carlos, con una extensión de 100 sitios de ganado menor,

La principal actividad es el cultivo de viñedos para la fábrica de vinos y aguardientes considerada hoy como la primera de América, en estos fértiles terrenos se cultivan también algodón, cereales, fibras textiles y se cría ganado menor.

Los productos de la fábrica Ernesto Madero y Hermanos compiten con cualquier producto importado, además la industria en este ramo han alcanzado tanto prestigio, que se conoce, sobre todo en la frontera norte desde hace mucho tiempo, pues se sabe que el cultivo de la uva fue traído por los primeros misioneros que llegaron a Parras a fines del siglo XVI.

En la hacienda de San Lorenzo existía desde el siglo XVI un gran viñedo y se elaboraban ya vinos y aguardientes. El cultivo de la vid se desarrolló extraordinariamente llegando a producir grandes y maravillosos vinos a no ser por la importación de plantas americanas lo impidió, debido a que estas trajeron la filoxera, terrible plaga que asoló los campos dedicados al cultivo de los viñedos. Tan grande fueron los daños que no se volvieron a tener rendimientos de los años 1875 a 1880 en cada cosecha producía de 200 a 300 mil canastos.

La importación de sarmientos y barbados finos de California hecha por Evaristo Madero fue absolutamente inútil la plaga se encargó de destruir la plantación en 10 años.

Grandes esfuerzos hicieron los propietarios para que cesara la terrible plaga, sin resultados hasta que resolvieron adoptar el procedimiento usado en Francia, que consiste en injertar a las plantas del país las variedades deseadas. Con una gran importación de sarmientos debido a los injertos, las plantaciones están recobrando rápidamente su vigor.

Con grandes esfuerzos y mucha paciencia se ha logrado vencer la terrible plaga filoxera, los esfuerzos de los señores Madero han sido premiados con el crédito alcanzado por su casa comercial y la fama de que goza en todo México y el extranjero.

Los injertos ocupan ya 300 hectáreas y cada año se observa un aumento considerable esperando en este año de 1906 sean 10 mil barriles y se multiplicaran cuando todos los viñedos se recobren.

El esfuerzo, la perseverancia han contribuido a obtener grandes reconocimientos en la feria de Missouri y últimamente en Texas.

Hasta hoy sigue siendo la vinícola en producción más antigua de América.

José Luis Fernández Ruiz. Director del Patronato Centro Histórico Turístico Cultural de Ensenada, A. C.
 
 

Regresar  Imprimir Enviar por email

Derechos Reservados 2019. Queda prohibida la reproducción total o parcial de la nota sin la autorización previa y por escrito de Ensenada Net.

 
|
| Ensenada.net es presentado por : TDM