Tipo de Cambio
Compra
Venta
13/11/2019
$18.45
$18.90

Del adiós insípido de Novelo, al empiezo complicado de Ayala.

Revelaciones

  
También en Opinión/Colaboradores
Nota publicada el 2 de octubre de 2019
por Alfredo Mendoza Rodríguez

Marco Antonio Novelo Osuna terminó su encargo como alcalde con el último minuto del pasado día 30 de septiembre. De su actuar como gobernante harán juicio los ciudadanos y la historia. Esa historia que muchas veces termina en el cesto del olvido.

Con el primer minuto del 1 de octubre, Armando Ayala Robles tomó la estafeta como titular del ejecutivo municipal. De su quehacer como gobernante hará juicio la sociedad. Esta sociedad tan cansada y fastidiada de promesas incumplidas, despilfarros, excesos y desvergüenzas.

Novelo, pues, ya no verá la avenida Reforma desde la oficina principal del cuarto piso de la Casa Municipal. Ahí donde pasó muchas horas tratando de descifrar la bronca en que se metió y de la que emergió con una imagen pública deteriorada.

Ayala, en tanto, tuvo un arribo a ese recinto no como lo había presupuestado, sino en medio de mañaneras complicaciones.

En Cabildo su propuesto para titular de la DSPM fue votada en contra, incluso por regidores de Morena. Su propuesta para secretario general del ayuntamiento estuvo a punto de sufrir lo mismo.

Una exhibición nada grata para el empiezo de la una administración de la que se esperan buenas cuentas.

El rechazo al propuesto para jefe de la policía, fue más por considerarse una imposición que por su capacidad.

Luis Felipe Chan Baltazar cuenta con sobrada experiencia en materia policial, ya que se ha desempeñado en cargos de relevancia en distintas corporaciones.

Miguel Orea, regidor independiente, hizo de la sesión de Cabildo un foro para su lucimiento personal. Poco falto para que redactara el orden del día.

El primer edil vivió en su primer día en el cargo lo que le espera y que no es un domingo de fiesta. Los cuatro meses previos al 1 de octubre fueron simples round de sombras con boxeadores a modo y careta de por medio.

La pelea por el poder, la de los golpes bajos apenas empezó.

Armando Ayala Robles es un ensenadense bienintencionado. Tiene pleno conocimiento de lo que debe hacer para responder con acierto las expectativas que despertó su postulación.

Y en ese saber que hacer está el cuidar las formas, las obligadas formas que en política son letras sagradas.

Alfredo Mendoza Rodríguez. El autor es periodista y sociólogo.
 
 

Regresar  Imprimir Enviar por email

Derechos Reservados 2019. Queda prohibida la reproducción total o parcial de la nota sin la autorización previa y por escrito de Ensenada Net.

 
|
| Ensenada.net es presentado por : TDM