Los pelos de la mula, basura bajo la alfombra

Y aún hay más

Nota publicada el 29 de noviembre de 2016
por Elizabeth Vargas

Mucha, demasiada es la basura que tenía escondida bajo la alfombra el casi extinto XXI Ayuntamiento de Ensenada y que empezó a ser encontrada ya de salida.

Pero mucha de esa basura era del conocimiento público y otra de algunos de los allegados al alcalde, que al verlo ocultarse, la empiezan a reconocer y como rata en naufragio intentan protegerse para quedar en la siguiente nómina.

Uno de los muchos temas que surgieron en las últimas semanas es el de los adeudos a las empresas financieras que realizaron convenios con el Ayuntamiento, para dar préstamos personales a los trabajadores y que estos pudieran ser descontados vía nómina.

Se trata de varios millones de pesos que se descontaron puntualmente a los empleados, pero que desaparecieron antes de llegar a las financieras, provocando el endeudamiento de trabajadores que pensaban que si se les descontaba de la nómina estaban pagando y no era cierto.

De la financiera Fimobac se deben alrededor de 30 millones. De Abonitos 4 millones, de Crediamigo 3 millones y de Fonacot alrededor de 1.5 millones.

Extraoficialmente se sabe que algunos abogados de Sindicatura analizaron la forma para acusar penalmente al XXI Ayuntamiento por este problema, pero al tratarse de créditos otorgados a particulares, estos debían de hacerlo de la misma manera, como particulares.

Semanas atrás contactamos al dirigente del Sindicato de Burócratas, quien negó que algún sindicalizado hubiera sido afectado por este problema de nómina, sin embargo, a lo largo del plantón que se registró en el Ayuntamiento por el retraso en los salarios, la información de los trabajadores revela lo contrario: si fueron afectados pero su dirigente no lo reclamó.

Policías, bomberos y empleados de confianza que adquirieron créditos ahora enfrentan el riesgo de ir al buró de crédito, cuando los que desviaron recursos fueron quienes pagan la nómina.

Otra basura que saldrá a la luz será una nómina inflada, no solo con los familiares del alcalde (hijo y nuera entre otros) sino de cada una de las dependencias.

Por ejemplo, datos obtenidos de una auditoria reciente arrojan que Secretaria General recibió las oficinas con 53 empleados y termina con 82. Tesorería pasó de 23 a 52 trabajadores; Desarrollo Social de 28 a 53, Servicios Públicos de 33 a 112 empleados.

Presidencia de 7 a 17 trabajadores y gestión financiera, una oficina creada para este Ayuntamiento, contrató 30 empleados nuevos.

De la mayoría de esta información se encuentra enterado desde hace varias semanas el alcalde electo Marco Antonio Novelo, quien asume un Ayuntamiento endeudado, pobre, con una nómina inflada, y que nadie sabe si dará seguimiento a denuncias penales o iniciará otras.

Sin embargo Novelo lleva una ventaja a pesar de ser de extracción priísta, la amistad con el Gobernador Francisco Arturo Vega de Lamadrid, un panista que es posible no lo deje morir solo en este primer mes de aguinaldos, pero sin dinero en las arcas para pagar.

P.D. Por cierto Novelo si se sacó la rifa del tigre

Comparte en tus redes sociales favoritas: Bookmark and Share

Regresar  Imprimir Enviar por email

Derechos Reservados 2019. Se permite la reproducción de la nota citando la fuente

 
Escríbenos: contacto@tdm.ensenada.net
|
Teléfono Ensenada.Net: 01 (646) 177 8964
| Ensenada.net es presentado por : TDM