Tipo de Cambio
Compra
Venta
21/09/2020
$19.95
$20.50

Los enfermos de Bonilla

Revelaciones

  
También en Opinión/Colaboradores
Nota publicada el 11 de marzo de 2020
por Alfredo Mendoza Rodríguez

Tal parece que al gabinete del gobernador Jaime a Bonilla Valdez, lo ataca un extraño virus.

En serio!

Y es que en menos de cinco meses, tres de sus principales funcionarios se han visto involucrados en complicados “problemas de salud”, al grado que uno de ellos llegó a ser reportado en estado de coma.

Si recuerdan a Cynthia Gissel Garcia Soberanes? Ella inició en calidad de secretaria de Integración y Bienestar Social en el gabinete del empresario metido a político.

Bueno pues a Garcia Soberanes la denunciaron públicamente de estar involucrada en el tema de los “moches” económicos, relacionados con los desayunos escolares.

El escándalo la llevó al hospital y ya estando ahí, desde el seno del gobierno estatal la reportaron en el atado de coma.

Cynthia Gissel Garcia emergió días después de manera “milagrosa” de tan complicada situación, aunque perdió la chamba.

Hoy, meses después, poco se habla de la ex funcionaria y poco se habla de los “moches”.

El segundo funcionario bonillista que vio mermada su salud fue Marco Antonio Blasquez Salinas, director del INDIVI.

Al ex senador por el Partido del Trabajo (PT), según la versión oficial, tuvieron que atenderlo de urgencia por una complicación cardíaca. Que le dio un “pre infarto”, indicaron.

Blasquez fue por más de 20 años uno de los hombres más cercanos del ahora gobernador. Y lo fue porque al llegar al Senado optó por distanciarse en lo político y en lo personal.

Perdonado después, alcanzó la titularidad del INDIVI donde se mantiene en la actualidad.

Pero sin duda el caso más dramático que cimbro al gabinete de Jaime Bonilla, fue el transe de salud que vivió el secretario general de gobierno, Amador Rodríguez Lozano.

Amador sufrió, de acuerdo a reportes oficiales, un infarto cerebral justo cuando despachaba en su oficina del Centro Cívico.

Y si causo expectación el estado de salud del funcionario, su recuperación que raspo los límites de lo milagroso, avivó un mar de especulaciones.

Y el péndulo popular pasó de la preocupación a la incredulidad, con Amador Rodriguez.

Con un Amador que, por increíble que parezca, ya despacha como si emergiera de un resfriado común.

Son pues los “enfermos” del gobernador. Los enfermos que hoy gozan de cabal salud.

Alfredo Mendoza Rodríguez. El autor es periodista y sociólogo.
 
 

Regresar  Imprimir Enviar por email

Derechos Reservados 2020. Queda prohibida la reproducción total o parcial de la nota sin la autorización previa y por escrito de Ensenada Net.

 
|
| Ensenada.net es presentado por : TDM