Tipo de Cambio
Compra
Venta
27/10/2020
$19.95
$20.50

¿Y la pandemia?

Revelaciones

  
También en Opinión/Colaboradores
Nota publicada el 21 de septiembre de 2020
por Alfredo Mendoza Rodríguez

En qué momento mandamos al carajo a la pandemia causado por el coronavirus?

En qué momento se nos esfumó el miedo a un contagio de covid?

En qué momento se nos borró la atemorizante posibilidad de vernos tenidos en una cama de hospital, asistidos por un ventilador?

La verdad no sé en qué momento ocurrió lo anterior, pero de que pasó no hay la menor duda.

Mandamos al carajo la pandemia!

Y si lo dudan, y si creen que exagero, y si no me creen, simplemente vean a su rededor.

Nos vale el coronavirus.

Nos vale la pandemia.

Nos vale el covid.

Nos valen los reportes oficiales.

Nos valen los exhorto a cuidarnos.

Nos vale, simplemente nos vale!

El gobierno se quedó atorado en sus informes matutinos y vespertinos. Sus reportes se volvieron tediosos, rutinarios, contradictorios. Sus reportes se convirtieron en el circo del maquillaje y la simulación.

Te exhorto a que te cuides, pero yo no me cuido!

Te aplano la cueva y luego te informo de rebrotes.

Te digo que ya vamos saliendo y luego que siempre no.

Te hablo de muertos, de contagiados y de recuperados, pero los números no cuadran.

Te invento un semáforo que a la primera de cambio se descompone. De un semáforo propio de daltónicos.

Las fronteras cerradas de aquí para allá, pero de allá para acá todo en luz verde. El

virus del lado de los mexicanos.

Así el gobierno!

Y los ciudadanos? Por el mismo rumbo.

Hoteles y restaurantes en su farsa. Lo del 30 por ciento de capacidad mera broma.

En las fábricas y otros centros de trabajo, las medidas de prevención anti covid bien relajadas.

Los casinos y cines abiertos, lo mismo que el malecón. Pero las playas no!

En las tiendas de autoservicio, lo mismo que en otros negocios, los accesos controlados por personal que no sabe siguiera tomar la temperatura corporal.

En el transporte público el caos. La anarquía. El sálvese quien pueda!

En los cruceros principales de la ciudad se viven auténticos carnavales: músicos, cirqueros, payasos, vendedores pedigüeños.

Las reuniones y pachangas familiares como en la vieja normalidad.

Así nosotros!

Así como el gobierno, de total simulación.

En lo único en que si nos pusimos de acuerdo, gobierno y sociedad, es para mandar al carajo la pandemia.

A una pandemia cuya cadena de tragedias no se detiene. A una pandemia que es tan real, como tan real los contagios, como tan real el número de víctimas que va sumando en el camino.

A una pandemia que, ciertamente, no sabe de juegos de simulación. No finge, no miente.

Una pandemia que también está empeñada en mandarnos al carajo.

Y ahí si nos lleva ventaja.

Alfredo Mendoza Rodríguez. El autor es periodista y sociólogo.
 
 

Regresar  Imprimir Enviar por email

Derechos Reservados 2020. Queda prohibida la reproducción total o parcial de la nota sin la autorización previa y por escrito de Ensenada Net.

 
|
| Ensenada.net es presentado por : TDM