Publicidad | Contacto | | | | TDM
La Moneda
Tipo de Cambio
Compra
Venta
20/06/2024
$17.33
$17.83

Democracia, violencia, Tribunales rumbo al 2 de junio: Ciro Murayama

Fortalezas, lo bueno, lo malo y lo que se espera

Nota publicada el 20 de mayo de 2024
por Elizabeth Vargas

Democracia, violencia, injerencia presidencial, PREP, fraude, Tribunal Electoral, jóvenes, diputados plurinominales, el papel de los militares fueron algunos de los temas que respondió Ciro Murayama, exconsejero del Instituto Nacional Electoral, en una Conferencia de prensa con reporteros de Ensenada.

Murayama es una de las voces más influyentes del país en materia electoral, con una larga trayectoria en academia como profesor de Economía de la UNAM, y autor de varios libros quien presentó este lunes en Ensenada una charla a miembros de la Confederación Patronal Mexicana (COPARMEX).

Por la trascendencia, esta es la entrevista textual

Pregunta: Estamos a unos días de uno de los momentos que se ha dicho será crucial para la vida y para la historia de México. ¿Cómo ve este proceso que está por darse, esta jornada electoral que está por registrarse el 2 de junio?

Ciro Murayama: México vivirá el próximo 2 de junio la jornada electoral más grande de su historia y lo es no solo porque hay más de 98 millones de personas convocadas a las urnas en posibilidad de votar, sino porque también están en juego más de 20.000 cargos ese mismo día.

Los mexicanos, vamos a redefinir el mapa político de México en esa jornada electoral, se renueva la presidencia, pero vamos en realidad a elecciones en plural.

También se va a renovar por completo el Congreso de la Unión. “Estamos hablando entonces de 500 diputados, 128 senadores, la presidencia de la República y más de 19.500 cargos a nivel local.

Todas las entidades van a tener elección. Aquí en Baja California cada ciudadana y ciudadano va a recibir 5 boletas, las tres federales más la del Congreso local y la de los Ayuntamientos.

Así qué pues se trata de una elección muy copiosa que tiene, yo diría, como característica venturosa que se trata de una elección abierta.

Una elección democrática se resuelve, por supuesto, en las urnas.

Entonces nadie puede pretender que el veredicto ya se emitió, se va a emitir hasta el domingo 2 de junio.

Estamos viendo las candidaturas de los distintos partidos y coaliciones muy activas, las condiciones de equidad a través de la presencia de las distintas opciones, eso está avanzando bien. Tenemos unas elecciones competidas, abiertas a los ojos de la ciudadanía.

La interferencia negativa en el proceso electoral

Yo creo que hay un elemento negativo en este proceso electoral y es que el presidente de la República sea sustraído del respeto a las reglas del juego democrático que están fijadas en la Constitución y en las leyes.

La Constitución dice que los servidores públicos de todo nivel no pueden ser partícipes de las elecciones no pueden incidir en las preferencias electorales de la ciudadanía y que la propaganda gubernamental debió de haber cesado desde el 1 de marzo que iniciaron las campañas electorales federales.

Bueno, a la fecha ya va más de medio centenar de medidas cautelares emitidas por el INE al presidente de la República por interferir en el proceso.

Entonces yo creo que desde ese punto de vista hay un daño a la elección y lamentablemente no es un boicot de outsiders del sistema electoral, del sistema político mexicano.

Quien está dañando la integridad del proceso electoral es el jefe del Estado mexicano, es el presidente de la República.

Con todo yo creo que estamos en condiciones de tener unas elecciones donde lo fundamental de una elección íntegra, es centra en que la ciudadanía pueda votar en secreto y en libertad.

Hay también un contexto de violencia, hay un alto número de candidatos, candidatos asesinados, pero también hay muchos intimidados que no hay un registro normal de esto. Desde su experiencia electoral, ¿cómo afectaría este contexto de violencia la jornada electoral?

CM: Yo creo que la violencia no puede minimizarse. Estamos viendo que ya van más de tres decenas de personas asesinadas que eran candidatos y candidatas a algún cargo de elección popular y eso es responsabilidad directa de las autoridades encargadas de la seguridad en los tres niveles de gobierno.

Aunque afecta a las elecciones, no es responsabilidad del INE ni de las autoridades electorales locales brindar la seguridad y la protección a los candidatos y por supuesto a los ciudadanos.

Al mismo tiempo creo que es importante no generalizar porque el temor puede acabarle haciendo el juego a los violentos y a los antidemocráticos. Es decir, es muy importante que la ciudadanía pueda defender la paz a través de un ejercicio civilizatorio por excelencia que es el voto libre, pacífico y secreto.

Es decir, en medida en que tengamos alta participación electoral podemos reivindicar el ejercicio democrático. Yo estoy convencido de que la democracia es el antónimo, es el opuesto de la violencia. La democracia son los ciudadanos ejerciendo sus derechos de forma libre y pacífica.

La violencia es acabar con los derechos, es pisotear la paz y es incluso cercenar la vida de las personas.

¿Quién y cómo podemos enfrentar este contexto?, pues desde un ejercicio de responsabilidad ciudadana y de exigencia, sin ningún matiz a las autoridades para que aseguren la integridad de ciudadanos y de candidatos.

Quien está fallando son los gobiernos ejecutivos porque en el gobierno ejecutivo es donde recae las tareas de seguridad pública tanto a nivel municipal, estatal como federal.

En otro tema, se hablaba de que ante estas judicializaciones de todos los procesos electorales no se cuenta con recursos suficientes para que se pudieran resolver todas las impugnaciones o recursos que se interpusieran, o sea que se pudiera generar un cuello de botella que afecte finalmente este ejercicio

CM: Por un lado, que existan tribunales electorales es una muy buena noticia. ¿Qué quiere decir esto? Que a diferencia de lo que ocurría en los años 80 todavía están los años 80 y 90, donde los actores políticos eran juez y parte, se calificaba la elección presidencial en el colegio electoral de la Cámara de Diputados, es decir, los propios actores políticos eran los que decían que la elección era válida.

Hoy no es así, hoy es un Tribunal Del Poder Judicial de la Federación especializado.

Ahora, dada la costumbre, llamemos así, de no reconocer los veredictos de las urnas, de buscar siempre continuar con el litigio electoral, pues hay muchos asuntos en manos de los tribunales, pero qué bueno que están en manos de un tribunal y no de los propios actores políticos.

Ahora, ¿cuál es el foco rojo? en materia de la justicia electoral, pues que la mayoría del gobierno en el Senado de la República, fue omisa en nombrar a las dos magistraturas que faltan de la sala superior del Tribunal Electoral.

La Constitución dice que deben ser siete magistrados y se van nombrando de manera escalonada. El año pasado, en septiembre terminaron dos magistrados que deben ser electos por el Senado de la República a partir de ternas que organiza la Suprema Corte.

La Corte hizo su trabajo, entregó una lista de mujeres y una lista de varones con todas las cualidades para ser resignados. ¿Y qué hizo el Senado? No tomó la decisión, acabó el período de sesiones y se fue.

Vamos a la elección más nutrida de la historia sin tener íntegro al Tribunal Electoral que de acuerdo a la Constitución tiene que calificar la elección.

Entonces, esta es una manera de dañar la legalidad y la integridad de la elección y por qué está incompleto el Tribunal por una decisión política de la mayoría legislativa de Morena en el Senado.

Entonces yo estoy muy preocupado de que sean los propios actores políticos, en particular el gobierno, su partido y sus bancadas, quienes estén dañando la integridad del proceso electoral.

Por un lado, a través de la intervención ilegal e inconstitucional del presidente en las campañas y por otro lado, sin hacer el nombramiento íntegro de los siete magistrados del Tribunal Electoral, entonces pues eso digamos ya significa algunas manchas en el proceso electoral.

¿Qué necesitamos? ¿Qué va a ser clave? Que se instalen todas las casillas, que así como el INE en las elecciones de 2021, 2018, 2015 y para atrás el IFE instalaba el 100% de las casillas, con algunas excepciones que se podían contar con los dedos de la mano. Era excepcional porque no se instalaba una casilla, pero lo normal ha sido que estén en las casillas.

Y otra cosa, que el domingo 2 de junio tengamos los resultados del conteo rápido, a tiempo y con claridad, emitidos por el INE, para que la ciudadanía se pueda ir a dormir tranquila sabiendo a quién favoreció el voto.

México no puede darse el lujo de una caída del sistema como lo de 1988, es decir, el INE no puede fallar y tiene que salir el domingo 2 de junio en la noche a presentar el resultado al conteo rápido de la elección presidencial.

¿Cuál es su pronóstico en números con relación a la última elección?

CM: Fíjese que yo tengo un problema porque se me descompuso la bola de cristal. Pero tiene muchos años en esto. Yo no voy a pronosticar, pero sí le diré que en las elecciones presidenciales vota más gente en las intermedias que en la última elección votó el 64% y yo esperaría, no tengo, no voy a hacer una estimación, sino voy a externar una aspiración, un deseo. Me gustaría que dada la situación que es no solo una elección donde vamos a elegir unos cargos como sería natural, sino que también nos estamos jugando la vigencia de nuestra democracia, la participación, supere el porcentaje de la última elección presidencial, es decir, arriba del 64%. Como aspiración.

En este sentido, qué opinión le merece estas declaraciones que ya están haciendo de parte de los candidatos de la gobernación, de que están diciendo que va a haber un problema ¿Es como ponerse la chancla antes de espinarse, una estrategia para desacreditar todavía más al árbitro?

CM: Hemos visto, es muy paradójico que quien esté en el gobierno, gracias al sistema electoral que se mantiene vigente, diga que las elecciones no son integras cuando han sido estas elecciones quienes los han llevado al poder. Sin embargo, no es algo tan excepcional porque ya hemos visto a algunos gobernantes que a pesar de haber ganado elecciones íntegras empiezan a poner en duda ese sistema.

Últimamente, ¿quién lo hizo? Un señor que se llama Donald Trump que dijo, si pierdo es porque hubo fraude, lo dijo en 2020 alimentó un intento incluso de golpe de estado para evitar la sesión del Congreso donde se declararía presidente electo a Biden. Lo vimos por parte de Jair Bolsonaro en Brasil. Entonces estamos hablando de personajes sumamente autoritarios. Creo yo que es una pena que en México haya seguidores, militantes y dirigentes de Morena que se quieran parecer a Trump y a Bolsonaro. Lo que están demostrando es que no tienen compromiso por la legalidad.

Eso de que solo si gano yo la elección es buena pues es una amenaza de o gano yo o desconozco. Pues no. La democracia implica que uno sepa que puede perder.

En este sentido el porcentaje por menos para la California de los jóvenes que están, que decían por ahí entre los 18 y los 35, se estima casi en el 30 por ciento desde su óptica y su percepción en particular, si se está haciendo este match con los jóvenes, ¿se está logrando hacerlos partícipes o los perciben diferentes en su calidad también de académico y de catedrático?

CM: Por un lado, los datos son muy claros y muy contundentes en el sentido de que justamente este... Estas cohortes, estos grupos de edad que usted señala de menos de 30 años son los que menos votan y eso pasa en todo el país, no sólo en Baja California y pasa a nivel mundial también.

Ahora, yo tengo la impresión por actividades que he realizado en los últimos meses en distintas universidades, en particular aquí en Baja California, que si uno dialoga con los jóvenes habla claramente con ellos, su disposición es alta, es decir, creo que aquí tenemos que hablar de comunicación, pues de, no solo de una parte, no solo son los jóvenes como sujetos pasivos que reciben un mensaje, sino también como sujetos activos que interpelan aquí en el mensaje.

Entonces, pues yo sí creo que tenemos un déficit de cultura del debate que quizá una crítica que debe hacerse desde los actores políticos es su incapacidad de conectar con estas generaciones que en buena medida van a ser las más afectadas por el desempeño, por el resultado electoral.

Es un problema, pero al mismo tiempo, yo creo que es muy valioso también subrayar la importancia del voto de los demás, no solo de los jóvenes. Va a ser importantísimo que quienes vieron un México autoritario, sean conscientes de lo que puede implicar regresar a un escenario, por ejemplo, que yo ayer oí en el debate, una discusión muy superficial y creo tramposa sobre la idea de desaparecer los plurinominales.

Desaparecer los plurinominales es desaparecer la representación de las minorías, punto. ¿Cuándo México no tenía plurinominales? Antes de la reforma política de 77 cuando el PRI era el partido del carro completo, era cuando no había plurinominales, después del movimiento de 68 o 71, la apertura democrática, ¿cuál fue la primera pieza de la apertura democrática? Los diputados de partido, para que las distintas corrientes políticas de este país se expresaran no en la calle, sino en el parlamento donde formalmente está representada la sociedad.

La presidencia pues gana un partido, una coalición y los demás quedan fuera del Ejecutivo. Pero el legislativo es la casa de la pluralidad. La propuesta de acabar con los plurinominales es excluir a esa pluralidad de la casa donde están representadas o reflejadas el conjunto de las corrientes políticas de México.

Que a estas alturas de nuestra democracia, de nuestra diversidad, se esté apostando por tener un México de un solo partido, un México en un solo molde, un México de una sola voz, un México de un solo color, caray, pues es una aspiración autoritaria que, pues yo espero, sea contenida en las urnas.

El papel de la mujer en esta elección y en el proceso .

Bueno, las mujeres son la mayoría del padrón electoral, porque son la mayoría de la sociedad, hay más mujeres que hombres, de manera natural.

De cada 100 mujeres, el número de las que votan es mayor que de cada 100 hombres, el número de los que votan, es decir, hay una mayor participación y el voto femenino va a ser determinante. Ya hay, pues en el caso de la mujer ya no estamos hablando acciones afirmativas, ya es una regla constitucional de la plena paridad o la igualdad en todo, yo creo que esa es una buena noticia.

Y ahora pues el reto, creo yo, es no solo garantizar que haya más mujeres en los espacios de gobierno y de representación, sino que también las decisiones que se desprendan de los órganos legislativos y de los gobiernos sean sensibles a la agenda de la mujer.

¿Le preocupa la posibilidad de que cualquier de los dos probables resultados, puede generar un conflicto postelectoral?

CM: Bueno yo creo que tenemos lamentablemente una baja cultura democrática, yo llamaría a los actores políticos a respetar a la ciudadanía y a respetar en consecuencia el voto depositado en las urnas.

Hemos visto un guión de la irresponsabilidad, que yo me temo que se pueda repetir incluso a varios niveles. Hay nueve gubernaturas en juego y que es lo que hemos aprendido a ver lamentablemente, que es una mala.

En la mañana van los candidatos o las candidatas y dicen, hoy es un gran día, hoy va a expresarse el pueblo de México y vamos a ganar.

Ya se auto concedieron por adelantado el triunfo. A la hora que cierran las urnas a las seis de la tarde dicen, ya ganamos según nuestras encuestas.

No sé a qué encuestas se refieran, porque un conteo rápido que son los ejercicios más ágiles después de una votación para hacer conteo, pues se hacen cuando se acaban de contar los votos y en cuanto termina la elección no se han contado los votos, pero ya se proclamaron ganadores.

Entonces en la mañana se adelantaron ganadores, a las seis se proclaman ganadores y cuando sale el conteo rápido y no les favorece acusan de fraude. Bueno pues es el disparate es la irresponsabilidad política.

Entonces, yo que diría a los ciudadanos, estense muy atentos, hay que esperar al resultado del conteo rápido del INE y hay que rechazar cualquier autoproclamación de triunfo. Una vez que salga el resultado del INE, yo espero que las candidaturas derrotadas reconozcan deportiva y democráticamente a la candidatura ganadora.

Y recordar qué si la elección es muy cerrada, para eso están los cómputos que inician el 5 de junio y hasta que no se cuenten y recuenten todos los votos. No se puede saber.

México tiene reglas para asegurar que los votos se van a contar con toda pulcritud, porque los primeros que le están contando son los vecinos que fueron sorteados y capacitados por el INE y que delante de los representantes de los partidos en las 170.000 casillas que se van a instalar cuentan el sufragio de los ciudadanos y luego pues hay reglas incluso para el recuento de todos los votos de ser necesario y finalmente la calificación está en manos del tribunal electoral.

¿Qué tiene que decir el presidente de la República de acuerdo a nuestra constitución? Nada. Él no puede tratar de colocarse como el árbitro, como quien declare ganador. Él tendrá que salir, si es un demócrata, a felicitar a la persona que resulte ganadora que anuncie el INE. ¿Le guste o no le guste?

Que certidumbre da que sean ciudadanos vecinos en las mesas de casilla los que cuenten y auditen los votos y la probable compra de votos

CM: México tiene un sistema electoral que a diferencia de otros países acude justamente a la propia ciudadanía. Son ciudadanos que votan y que cuentan votos. Es decir, no se trata de funcionarios de gobierno como en otros países donde los propios empleados públicos son los que están a la casilla.

Por nuestra historia de desconfianza pues necesariamente son ciudadanos que se sortean para cada elección, ni siquiera son los mismos de la vez pasada y esa es la mejor garantía, son ciudadanos que se observan unos a otros, que trabajan delante de los representantes de los partidos políticos e incluso de los observadores electorales y tenemos múltiples candados de seguridad en la casilla para que el voto se respete.

Por ejemplo, todo el mundo, nadie puede votar dos veces. Solo tenemos una credencial para votar vigente, cada uno de nosotros. Esa credencial va a ser marcada y va a quedar en relieve un 24 para que nadie pueda presentarse con esa credencial en otra casilla, además de que solo nos corresponde una casilla.

La persona que votó va a tener un líquido indeleble, entonces nadie puede pretender votar dos veces, con una credencial no se puede votar dos veces y una persona no puede votar dos veces.

Un ciudadano, un voto venturosamente. La boleta, las boletas son infalsificables y además los funcionarios de casilla y representantes de partido las pueden firmar por la parte de atrás, para que cuando cuenten los votos esté claro que están contando las boletas que se le dieron en propia mano al ciudadano y que nadie trajo varias ya premarcadas.

Es fácil eludir los intentos que se puedan dar de compra y coacción del voto.

Si yo pongo una crucecita en un partido porque me pidieron que votara por él, me lanzaron y lo filmo, pues ya crucé un emblema y pongo en ese video. Pero luego puedo cruzar todos los demás y solo poner una palomita en el de mi preferencia y mi voto es claro.

Entonces al final, ese es algo que se menciona mucho antes de cada elección, incluso hay muchas fake news, por ejemplo, a mí me tocó como Consejero de INE que estuve en tres elecciones federales, combatir siempre la misma mentira que nunca se concretó, Pero que se repitió muchas veces.

Preguntaban: ¿Es cierto que el crayón del INE se borra y aparece en otro emblema? como si adentro de la urna estuviera Harry Potter. No, no existe, pero la gente repite mentiras. Entonces hay que darle información cierta y verificada para que se sepa qué están dadas las condiciones para que el voto se cuente bien, se respete y lo que le toca a la gente es ir a votar.

De las medidas cautelares que el INE ha interpuesto al presidente de la República, ¿sabe usted cuál es la más grave, lo más dañino?

CM: La media cautelar es por violación a los principios constitucionales de la materia electoral y por trasgredir la Constitución. Yo creo que un presidente viole la Constitución es gravísimo. Y que lo haya hecho más de 50 veces es más de 50 veces grave.

Es decir, tenemos un mandatario que no está permitiendo que sea la ciudadanía que ya es mayor de edad, la que tome su decisión sino que él quiere incidir en esa determinación, en esa decisión ciudadana.

Desde ese punto de vista tenemos un presidente que está mostrando una profunda incongruencia porque aquello que él reclamó siendo opositor no lo cumple siendo presidente.

Yo creo que es una lástima para este proceso electoral, la conducta del presidente, pero yo confío en que la ciudadanía también es consciente y atenta de que esto no es legítimo, no es legal y que eventualmente la reprobación política del presidente también va a ser una de las consecuencias más allá de la dificultad que tiene la autoridad electoral porque las reglas fueron hechas pensando en gobernantes que si les decía el árbitro electoral, ahí estás violando la Constitución, no, ¿cómo crees? yo estoy comprometido, lo otro de hacer.

Este presidente no tiene ningún reparo en aparecer como un hombre abusivo y lamentablemente está dañando nuestra convivencia democrática. Pero también, venturosamente, México es un país que ya no está a las órdenes del presidente.

Ante este planteamiento y la eventual judicialización de todo el proceso, ¿podría modificar a final de cuentas el resultado de la elección?

CM: Yo creo que las acciones del presidente van a tener que ser valoradas por el tribunal electoral, pero yo, como lo decía hace un rato, me parece que lo único que puede determinar la victoria en la elección son los votos depositados en las urnas y habrá que respetarlo.

¿Qué posibilidades habría, que los militares actuaran por orden del presidente, ¿sí es que la elección no lo favorece?

CM: Yo confío en la institucionalidad y en el juramento constitucional de las Fuerzas Armadas de México. Tenemos una larga tradición de respeto a las autoridades civiles, el Ejército y la Marina. Saben que a quien le corresponde nombrar a sus autoridades es a la ciudadanía votando en libertad y pues la próxima jefatura de la Fuerza Armada la va a respetar, la va a resultar de cómo vota la agente. Entonces yo confío en que nuestras fuerzas armadas sean fieles a su juramento y a la bandera.

Derechos Reservados 2024. Queda prohibida la reproducción total o parcial de la nota sin la autorización previa y por escrito de Ensenada Net.

Maestría en Mercadotecnica Digital - Becas
Buscan a la menor Jenifer Michelle Quintanar Ceseña
No saben de ella desde el 13 de junio
Investigan abuso sexual en estación prestada a la Guardia Nacional en Ensenada
Se registró un fuerte operativo esta noche en la Estación Poniente
Hombre baleado y perseguido, busca auxilio en comandancia policiaca
Le dispararon desde un pick up que lo siguió desde el Sauzal
Identifican al hombre que estaba en el mismo pozo que los surfistas
Cuidaba el rancho El Embarcadero y no había pesquisa por él
|
| Ensenada.net es presentado por : TDM